La Oficina de Representación en Veracruz Sur del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recordó a los papás la importancia de llevar a los módulos de medicina preventiva a sus bebés de tres a cinco días de nacido para la realización del tamiz neonatal, para identificar enfermedades metabólicas congénitas.

 

La prueba que consiste en tomar dos gotas de sangre del talón de los recién nacidos permite la identificación oportuna de padecimientos, y con ello iniciar de manera temprana el tratamiento necesario, explicó el enfermero especialista en Medicina de Familia de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 69, César Iván Rubio Hernández.

Las enfermedades identificables mediante el tamiz es el hipotiroidismo congénito, fenilcetonuria, hiperplasia suprarrenal congénita, deficiencia de biotinidasa o galactosemia.

Explicó que el niño al nacer y durante los primeros días de vida no presenta síntomas; sin embargo, su cerebro y otros órganos del bebé se van dañando, de ahí la importancia de su detección oportuna que impida daños irremediables.

“Para detectar a tiempo estas enfermedades es necesario realizar una prueba al bebé tomando unas gotas de sangre por punción del talón, este procedimiento debe hacerse del tercer al quinto día de vida en la UMF que le corresponda”, detalló.

En caso de salir positivo a algunas de las enfermedades, será notificado de inmediato a los papás para confirmar el diagnóstico y comenzar el tratamiento antes de que el niño cumpla el mes de edad.

Todas las UMF son sanitizadas constantemente además de aplicar los protocolos contra COVID-19, es importante que se acuda con cubrebocas, el uso dentro de las instalaciones es obligatorio así como pasar por el filtro sanitario.